Podés tomarlo caliente, helado, con limón y azúcar negra, o ese tan especial con un toque cítrico. Sí, nos referimos al té que se sirve en un lugar muy especial de Mar del Plata: La Casa del té

La Casa del té o Cabaña del Té es un lugar único donde podrás disfrutar de esta inspiradora bebida en un ambiente tranquilo que te conecta con la naturaleza.

La Casa del Té en Mar del Plata

En medio del bosque y apartada de la ciudad, está la Casa del té que te transporta a otro lugar, incluso a otro tiempo. El único ruido es el de los pájaros y de los árboles que habitan en el Bosque Peralta Ramos.

Quienes han visitado la Cabaña del té saben que es una experiencia única e inspiradora. Donde se olvida la prisa y las penas, pues parece que el tiempo se ha detenido en ese Bosque. 

Conozcamos la historia de este lugar, para que en tu próxima visita a la ciudad no dejes de visitarlo.

La historia detrás de la Casa del té

La Casa del té, al igual que Mar del Plata, tiene una historia muy inspiradora. Este hermoso lugar nació de un sueño humanista más que comercial y eso se percibe en todo su ambiente. 

El verde panorama donde está la Cabaña del té y hasta la vajilla donde se sirven las bebidas muestran su esencia más familiar que comercial.

Ya son casi 34 años desde que su fundadora se propuso preparar un lugar especial en Mar del Plata. En la Casa del té todos pueden disfrutar de un momento relajante en compañía de familia y amigos. 

Su fundadora cuenta que su proyecto nació de un sueño, de la casualidad y de su amor por lo natural. Gracias al ánimo de amigos y vecinos que aportaron un grano de arena, aquel sueño se hizo realidad. 

El lugar que un día fue centro de reunión de familiares y vecinos, se convirtió en la famosa Casa del té del Mar del Plata. 

Hoy son muchas las familias y los amigos que se reúnen en esta encantadora cabaña para disfrutar un momento de relax, compartir un té o merendar.

Dónde está ubicada la Casa del Té en Mar del Plata

La ubicación de la Casa del té, es quizá el detalle más fascinante de este lugar. Un bosque, una reserva natural en Mar del  Plata es el lugar donde se ubica la Cabaña, ideal para degustar de una deliciosa bebida o de una rica torta casera. 

Bosque Peralta Ramos es una reserva forestal que cubre unas 450 hectáreas cubiertas de una abundante vegetación y gran variedad de animales. 

En medio de nogales, pinos, magnolias y unas 115 especies de aves se encuentra la Casa del té, con razón resulta fascinante a sus visitantes. 

La Casa del té está dentro de este Bosque, específicamente en Cruce de Don Arturo con Los Cedros. Dentro de este paisaje se ubica la Cabaña del té.

Cuando se llega por primera vez a la Casa del té, casi no te das cuenta de que existe. El verde de los árboles y un hermoso estanque con peces de colores es lo primero que capta tu atención. Solo después notarás la rústica casa de dos plantas donde parece que el tiempo se detiene.

Por qué visitar la Cabaña del Té en Mar del Plata

la-casa-del-te

Hasta aquí hemos hablado del ambiente especial de la Casa del té, pero este no es el único atractivo que posee. 

En la casa del té podemos degustar de una gran variedad de bebidas, donde la especialidad es el té, pero no es la única. También se sirve café y una deliciosa variedad de tortas muy sanas y naturales.

La variedad de té que se sirve en la Casa del té es tan amplia, que encontrarás de todo, menos un té común. Verde, negro, mediterráneo, caliente, helado o como lo prefieras, esta noble bebida le da el nombre a esta casa en el Bosque.  

En sus inicios solo se servía té, pero actualmente en la Casa del té se prepara comida casera para acompañarlo. Una variedad de ricos platillos y tortas adornan sus mesas. 

Entre los ingredientes de estos platos están la palta, diferentes tipos de quesos y las deliciosas tostadas en pan de campo. Un detalle interesante es que lo que se sirve está en sintonía con el ambiente del lugar, es sano y natural, ¡qué más pedir!

Qué opinan los turistas que la visitan

En este punto, no podemos dejar de un lado la atención que brindan en la Casa del té. Es un factor que siempre mencionan los turistas que la visitan. Amabilidad y cortesía distinguen a su personal.

Muchos turistas recuerdan a la Casa del té como un lugar inolvidable con excelente atención. Un ambiente que transmite armonía y paz con bonita decoración y muy buena atención. 

Incluso muchos opinan que vale la pena ir solo para sentarse a contemplar el paisaje a través de sus grandes ventanales.

En la Casa del té tenés la opción de degustar dentro o fuera de la casa. Quienes han comido fuera dicen que la experiencia es única, el ambiente en medio de la naturaleza se convierte en una visita inspiradora. Y en opinión de la mayoría, volverán a repetir la visita la siguiente vez que visiten Mar del Plata.

Sin duda, se trata de un sitio que no podés dejar de conocer la próxima vez que estés en la ciudad. En el Hotel Nuevo Ostende nos encargamos de que tu estadía en Mar del Plata sea la mejor y te asesoramos para que visites los mejores lugares de la ciudad. 

Haga su consulta





Abrir chat